Blogia
Haikus al despertar

-1000 SMSs y nuevos haikús

-1000 SMSs y nuevos haikús
"Aprendiz de brujo que cabalgas hacia la puesta de sol en el país de las almas: Unido a la flor que crece en tu corazón, tu meditación será el dar y el recibir, el escuchar y tocar, el construir momentos y espacios juntos, el mirar por sus ojos, y el sentirte crecer mientras duelen los huesos de tu antigua armadura..."

Vivo envuelto en vidas de gato, delimitadas por el tiempo o el espacio.
Arrastro mi corazón cansado de una vida o otra,
encontrando nuevos y viejos amigos, recuerdos, sentimientos...
La espiral gira una vuelta más y yo no sé cómo encajar todas las piezas nuevas con las viejas.
El presente me da un poco de vértigo...
Busco en mis memorias escritas alguna pista, pero no sé muy bien de qué.
Hay nuevas ventanitas abiertas a los lados por las que se ve una luz preziosa que no sé si me pertenece, si es un espejismo, si es nueva o vieja, así que no me atrevo del todo a mirar... Tengo un miedo crónico a los espejismos, como si andara por el desierto.
Busco un regazo donde descansar... Compartir está bien pero he aprendido a mantener la espada en la otra mano.
Cuesta saber cuándo hacer la muda, cuando cambiar la armadura.
Acabo por salir a la calle a tomar el aire... y me aseguro a mi mismo, una y otra vez, que todo es una paranoia relativamente absurda y que ni tanto ni tan poco, y que puedo hacerlo desvanecer fácilmente, pero me sigue dando miedo el vacío... hasta dónde puede desvanecerse todo?...
La mirada oblicua - 11 de julio 2007
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

ouroborica -

Si señora vértigo, vida, miedo, estabilidad, mutación.
Me ha encantado el texto y también me ha encantado tu comentario. Chico del espacio de pensamiento hacia mucho que no sentía esto al leer un texto es como si me viera a mi misma, gracias por tu reflexión. Cuidamela.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

simulador -

Lo has descrito muy bien, tanto que me he sentido dentro de la espiral, del espejismo, del vértigo... y yo tampoco puedo responder a esa pregunta, porque ni siquera sabría definir la respuesta que quiero escuchar (Quiero que las partículas se desahagan? Prefiero anular ciertos sueños? Quiero que los recuerdos dejen de serlo? Quiero salir de la espiral y andar en una tranquila y aburrida línea recta?). Uf, paranoia tonta, pero tonta, tonta.

Por cierto, los textos de la mirada oblicua me han encantado!

Nos vemos esta noche ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres