Blogia
Haikus al despertar

Día mundial de los... ¿qué?

Día mundial de los... ¿qué?

Imagen ampliada (gracias a diversidadcaótica)

El pasado lunes se celebraba el día mundial de los humedales. Algún que otro amigo me preguntaba que por qué no se le había dado más bombo al evento y a las actividades que se celebraban ese fin de semana en algunos humedales de la Región... De hecho, muchos acababan de enterarse de que existía ese día, y casi casi, de que existían los humedales!

Miren ustedes, los humedales son aquellos lugares del territorio propensos a estar húmedos, como las humedades que todos conocemos en las paredes, la boca, las axilas, el pubis... Pueden estar relacionados con ríos, manantiales o con mares y sus áreas circundantes. En ellos habitan millones de especies de plantas, aves (rapaces, limícolas, flamencos, anátidas, esteparias, del carrizal...), liebres, zorros, linces, toros, caballos, tejones, javalíes, etc. etc. etc... Son zonas únicas, escasas: por su peculiaridad, por su gran dinamismo (son muy estacionales), por el equilibrio en que se mantienen, del que dependen todas esas especies. Y resulta que, al igual que nuestras propias zonas húmedas, que para nosotros son igual de importantes, son muy frágiles dentro del paisaje, son muy sensibles e influenciables por todo lo que les rodea. Precisamente porque su existencia se debe a que son receptores natos de todo lo que les rodea, y su equilibrio se basa en adaptarse a todas las fluctuaciones que se dan a su alrededor y sacarles provecho. Todos los ecosistemas se basan en el mismo principio, pero éstos lugares anfibios, que se encuentran entre la tierra y el agua (tanto dulce como salada), casi indefinibles, son aún más frágiles e integradores, complejos y ricos... ¿Cómo puede ser si no un ecosistema que se encuentra medio en el mar, medio en el río y medio en la tierra!?...

Algunos de ellos, como Doñana o La Camarga, son los lugares más diversos y sorprendentes que jamás he visto, y su belleza e importancia ha sido reconocida ampliamente a nivel social. Si bien, la gran mayoría permanecen ocultos o más bien ignorados y maltratados. De hecho, según SEO/Birdlife "España ha perdido el 68% de sus lagunas de agua dulce y el 59% de sus humedales costeros". Piensen que las aves migratorias utilizan esos lugares como únicas paradas que les permiten realizar sus largos trayectos milkilométricos anuales, a la vez que como refugios una vez en su destino. De hecho, éstas tienen  en su cerebro todo un excepcional sistema de navegación incorporado donde registran estos lugares, por ser tan escasos. A escala de paisaje, estos lugares son verdaderos filtros verdes de gran parte de las sustancias que les llegan de aguas arriba, superficial o subsuperficialmente, ya que como digo, son receptores naturales de todo lo que les rodea por su posición en el terreno. De esa manera no sólo limpian sino que también tamponan, es decir, aportan resiliencia (ver preferiblemente la versión inglesa) al conjunto del paisaje...

Bueno, basta de datos. Les invito a que lo comprueben por ustedes mismos, mientras aún estén ahí, antes de que a los flamencos no les quede más remedio que jugar al golf en ellos, de que se conviertan en invernaderos o en dúplexs... vayan cualquier día y a cualquier hora, con diferente luz y compañía. Lo peor que les puede pasar es que se encuentren a algún Shrek, que les asuste de primeras, hasta que empiecen a conocerse mutuamente...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Dedavid -

Me gusta tu comentario: escueto, claro y directo. Te seguiré leyendo mientras tú tengas mi conexión a internet a punto. Un abrazote.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

kuki -

El otro día vi el final de un reportaje de los 'fundadores' de Doñana como entorno húmedo y estupendo que proteger, y de cómo uno de ellos, después de que Franco empezara a querer plantar a cascoporro eucaliptos y las urbanizaciones empezaran a amenazar, le llevaron al generalísimo un estudio de cómo la estaban cagando. Lo ahora se viene llamando Estudio de Impacto Medioambiental... esos que ahora se lo pasan por ahí y que, sin embargo y según contaron, Franco dejó de presionarles (les amenazaba con quitarles las tierras si no obedecían a eso de los eucaliptos y tal)... no sé si me he explicado, pero vamos, que me acordé de ti ;)

paqui -

Nada chiki!! Esperemos que la gente los aprecie antes de que ya no existan, porque sino lo tenemos chungo pero chungo, no solo por nuestro trabajo, sino porque perderemos unos de nuestros paisajes preferidos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres