Blogia
Haikus al despertar

Paradigma

Paradigma

Últimamente esta palabra aparece mucho en mis pensamientos. Concretamente "Cambio de paradigma", término acuñado al parecer por Thomas Kuhn en su libro "La estructura de las revoluciones científicas" en 1962. Al parecer un paradigma es algo psicológica y socialmente tan arraigado que los indios americanos no pudieron ver o más bien reconocer las naves en las que venía Colón por puro desconocimiento. Sencillamente porque las novedades no se adaptaban a sus esquemas sobre lo que podía existir o era probable encontrar ("El hombre banco sólo vió lo blanco, se empeñó en los blanco, sólo piensa en blanco" Pedro Guerra). Eso dice mucho de nuestra capacidad de percibir, y también de nuestra capacidad de evolucionar. Parece que vivimos anclados en paradigmas, formas de concebir el mundo, de entender cómo funcionan las cosas, o de cómo deberían funcionar. Me siento en ese sentido anclado a paradigmas que provienen de mi acervo cultural y a otros más bien personales/familiares. Y me siento también preso entre la aceptación de mis circunstancias o esquemas/tradiciones y la lucha por romper y avanzar en nuevas formas de pensamiento/percepción/sentimiento. El slogan de la 52 Biennale de Venecia era: "Think with the senses, feel with the mind", qué curioso...

Parece que el camino que lleva a un paradigma es sólo de ida: "Nadie regresa de 2046" (<<2046>> de Wong Kar-wai), como los recuerdos que nos atan a algunas situaciones pasadas que aún nos tienen hechos prisioneros/rehenes. El caso es que como no podemos volver a 2046, intentamos refugiarnos en la habitación de al lado, la 2047, para poder rememorarlo desde aquel escondite por medio de un agujero en la pared...  A su vez, a veces pretendemos huir de nuestros recuerdos o trajes viejos escondiendo nuestros secretos en huecos de árboles y tapando la salida con barro. Esto me lleva a poner muy en tela de juicio el concepto de "libertad". Si ni si quiera nos atrevemos a dejar libres nuestros recuerdos por miedo, no podemos seguir hablando de libertad. Hay tantos hombres encarcelados por sus ideas... tantos que callamos obligados o por miedo. Lo que no sabemos es que probablemente hay muchos más sentimientos, ideas e instintos personales condenados a cadena perpetua por cada uno de nosotros, jueces de lo divino y lo humano.

Enlace a la imagen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

juanjomar26 -

No hay más allá sin más acá. Libertad sin compromiso. Abadono de paradigma sin sometimiento a otro.
En cada nuevo brote de nosotros mismos nos ciega un poco más le verdad, esa que no se puede proclamar sino que se vive anclado al momento presente de uno mismo, conociéndose un poco más."Conócete a ti mismo". Y cada vez tenemos menos excusas porque nos vemos más desnudos. Se engaña el que quiere hacerlo o no quiere ver. Y las más de las veces nos dejamos engañar abandonando nuestra suerte a nuestras expectativas. Pero cada uno da lo que lleva dentro. Nada debe esperarse del otro. Hoy he leido esto, con esto me despido, está expuesto un poco como sentenciando, pero se escribió hace ya miles de años:
Es el camino de la Naturaleza,

Eternamente decayendo y renovandose.

Comprender ésto trae la iluminación,

Ignorar esto lleva a la miseria.

Aquel que comprende el camino de la Naturaleza llega a apreciarlo todo;

Apreciandolo todo, se convierte en imparcial;

Siendo imparcial, se convierte en magnánimo;

Siendo magnánimo, se convierte en parte de la Naturaleza;

Siendo parte de la Naturaleza, se hace uno con el Tao;

Siendo uno con el Tao, se alcanza la inmortalidad:

El cuerpo perecerá, el Tao no.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres