Blogia
Haikus al despertar

Miedo II

"El miedo es una emoción fruto de una ficción. No hay miedo cuando vives en el presente. El miedo a seguir hacia adelante es miedo a vivir, a pringarse, a tomar decisiones.

El miedo a fracasar es pura inmadurez, porque son los fracasos los que nos hacen hombres. El fracaso nos reencuentra con la vida tal y como es, no con la que nos han enseñado o queremos o proyectamos que sea. El fracaso derrumba nuestros ideales, rompe nuestros sueños y nuestro corazón, pero nos hace más humildes, más auténticos, más ciertos.
 
El miedo al conflicto es en parte miedo a romper la imagen que los demás tienen de nosotros, y ello implica también el vernos a nosotros mismos como no nos gusta. Ver nuestro egoismo, aunque sea necesario. Ver nuestra mala leche. Ver la frialdad de la que somos capaces, el hijo de puta que llevamos dentro. Y todos lo llevamos queramos o no. Aunque preferimos no reconocerlo.
 
A veces nuestras concepciones espirituales nos traicionan. Identificamos espiritualidad con bondad, con comprensión, con belleza, con perfección, y nuestras premisas son falsas. Quizá hemos de replantearnos que la verdadera espiritualidad es la vida misma tal y como se nos presenta, con su vulgaridad y putas contradicciones y su dolor e incomprensión a veces. Ser mejor persona puede significar no ser más bueno sino más humano, aceptando nuestras sombras.
 
El miedo a romper con los demás es muestra de nuestra verdadera incapacidad para bastarnos a nosotros mismos y vivir en nuestra soledad, aceptando nuestra vulnerabilidad, conviviendo con ella.
 
Y se me ocurre que atravesar esta jungla nos lleva a conocernos mejor, ser más humanos y humildes, y quizá aprender a amarnos de modo más generoso, más cierto y auténtico."

Juanjomar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres