Blogia
Haikus al despertar

Reflexiones sobre la impermanencia

Reflexiones sobre la impermanencia

Un arte

No es difícil dominar el arte de perder;
hay tantas cosas que parecen rebosar del deseo
de ser perdidas que su pérdida no es un desastre.

Pierde algo cada día. Acepta la confusión
de las llaves extraviadas, de la hora malgastada.
No es difícil dominar el arte de perder.

Practica después perdiendo más, y más rápido:
lugares, y nombres, y los sitios a los que quisiste viajar.
Ninguna de estas pérdidas será un desastre.

He perdido el reloj de mi madre. ¡Y mira!, la última
o la penúltima de las tres casas que he amado se perdió.
No es difícil dominar el arte de perder.

He perdido dos ciudades preciosas. Y más aún:
algunos reinos que poseía, dos ríos, un continente.
Los echo de menos, pero no fue un desastre.

Incluso perdiéndote a ti (la voz risueña, un gesto que
amo) no habré mentido. Es evidente
que no es demasiado difícil dominar el arte de perder
aunque parezca (¡escríbelo!) un desastre.

Autor: Elizabeth Bishop; Traducción: Berna Wang; Fotografía: Carlos Bernal

*** 

"Es ya mi aldea

un sueño en un viaje.

Ave de paso."

Kiorai

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jj -

Me ha encantado. Aún más me encantaría dominar el arte de perder.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres