Blogia
Haikus al despertar

Basta ya de autocrítica (son buenos tiempos para la lírica)

Basta ya de autocrítica (son buenos tiempos para la lírica)

El mundo se derrumba tras mis pasos: cada momento pasado ha muerto, cada amor ha sido sembrado, cada duda, cada miedo. Siguen creciendo.

Confieso que he amado y que ahora mismo amo, que apenas lloro tanto como podría hacerlo, que me pierdo constantemente, y que a veces me encuentro en los sitios más insospechados. Confieso que he sido derrotado en algunas batallas y que nunca llegué a combatir en muchas otras por miedo. Confieso que no comulgo con muchos de mis sentimientos: fragilidad, pérdida, impotencia, frustración, inseguridad... es cierto que les doy la espalda sin más dilación. Confieso que a veces me avergüenza caminar erguido, mirar a los ojos, mostrar mis manos.

Confieso que no me han amado siempre que yo lo he deseado, y que tampoco he amado yo siempre que me he entregado. No es seguro tampoco que me diera a mí mismo el papel protagonista de mi novela, puesto que aún dudo entre algunos actores reconocidos de Hollywood.

Confieso que lo dicho conforma mi día a día, que no todo mi corazón es amor, sino que también hay coraza. Que hay partes que envejecen de soledad en ella y heridas que no parecen cicatrizar.

Reconozco, al fin, que he perdido esta guerra que empezó hace muchos años en defensa de un ideal de mí mismo, y aunque he intentado una y otra vez transformarlo y adaptarlo, aunque han habido momentos de claras posibilidades de victoria, una y otra vez he dado con la cabeza contra el suelo, y me han abandonado las ideas que una vez prometían entronarme. Así que ahora, cansado de la lucha, he pensado dejar el negocio. Me refiero a la compra-venta de mí mismo. Me apetece leer más poesía y pintar a deshoras .

Primero Venderé el stock que queda en mi trastienda, empezando por mis retratos. Cuidaré flores efímeras, fundiré de nuevo las estatuas griegas y pintaré los espejos de azul... Pienso prestar especial atención a todos los ojos que lleguen a mi tienda cubiertos por un velo, puesto que en ellos veo el reflejo del resto del cuerpo y del alma concentrados. Y una vez que se vacíe el escaparate de mi negocio, cuando en éste se vea tan sólo un reflejo de mí mismo, podré dejarlo definitivamente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

juanjomar -

Vende primero ese ideal de ti. Deshazte de él! Buscate en lo efímero. Efímero viene del griego, significa "lo que dura un día". Encuéntrate distinto cada vez en el día a día. Arriesga un poco más...Y magníficos esos ojos! Mirando a los ojos encontrarás el secreto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

denkraum -

...por cierto Fred, lo siento pero modifqué el post y se ha borrado tu comentario! Buen viaje nen

paqui -

Pues adelante!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres