Blogia
Haikus al despertar

Navegar

Navegar

Navegar, en medio del océano, entre las olas, el barco te mece, el mar te mece... ¿acaso no nos mece el viento? El viento nos mece y el mar se mueve a su manera, según su naturaleza. Y nosotros de la manera contraria si estamos surcando las olas, que es en realidad de forma simétrica a como lo hace el mar. No opongas resistencia al movimiento del mar, si no te marearás! Dice el capitán. Deja que el barco te meza... Surcando las olas vamos sobre una matriz mecida por el viento. Caminando la tierra navegamos también sobre dunas mecidas por el viento. La duna es efímera, al igual que la ola, al igual que la vida, que los momentos, que los lugares. El viento ordena el movimiento. Navegamos por situaciones, lugares, momentos, seres... navegamos con velas y a motor, unas veces guiando, otras veces guiados... En medio del mar estamos solos con nosotros mismos y con el mar. En la duna aprendemos a bailar a merced del destino, al ritmo de la música-danza que genera el viento al rozar con las partículas. Andar sobre la malla no es más que otra forma de jugar... Siempre navegamos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

juanjomar -

El viento ordena el movimiento.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Javi -

3 puntos! ; )

paqui -

Bonita reflexión y foto. ¿No serás tu el colgado de la foto?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres